La adicci├│n al m├│vil y el sexo en internet

Seguro que a todos nos resulta familiar la situaci├│n de estar hablando con alg├║n amigo o amiga y que de repente notes que deja de prestarte atenci├│n para consultar algo en su tel├ęfono m├│vil. Y es que la nomofobia (o adicci├│n al tel├ęfono m├│vil) es para muchos expertos la enfermedad del siglo XXI. De hecho, cada vez son mas las personas que incluso llegan a confesar que sienten miedo o pavor ante la idea de estar sin tel├ęfono.

La verdad es que no era consciente de mi enfermedad hasta que me hablaron de la existencia de este tipo de trastorno. Me di cuenta que no podia estar mas de media hora sin coger el movil y consultar cualquier informaci├│n: whatsapp, redes sociales, el correo. Mi familia y mi novia lo sufrian mucho y me alegro de haberme dado cuenta y de estar empezando a ponerle remedio

Son las palabras de David C.P. , un madrile├▒o de 27 a├▒os que est├í en tratamiento psicol├│gico para tratar de superar esta terrible adicci├│n. En su caso, nos cuenta, fue mucho mas all├í ya que “me di cuenta de que estaba totalmente enganchado al porno gratis de internet”. Entre las muchas webs que visitaba David, algunas destacan por encima de otras como por ejemplo videospornogratisx.net y pornogratisdiario.com. “Las mujeres maduras siempre me han dado mucho morbo, por su experiencia y por lo buenas que estan jeje”.

Su adicción le llevó a romper relaciones con su novia (harta de que hiciera mas caso al sexo cibernetico que a ella) y a tener problemas incluso en su ámbito laboral. Por suerte, ha logrado rehacer su vida y su adicción ha experimentado una notable mejoria. ¿Realmente es tan peligroso el uso del móvil de manera compulsiva? El psiquiatra Vallejo Del Moral nos recuerda que cualquier adicción comienza a resultar peligrosa cuando nos aleja de la realidad y pasa de ser un mero hobbie o pasatiempo a una obsesión total de videos porno en hd o porno español x.

Si realmente piensas que necesitas ayuda en este sentido no dudes en contactar con tu psiquiatra para explicarle tu caso. No debemos confundir no obstante el gusto por el sexo gratis de calidad de zorras y putitas que hay en internet con la adicci├│n al m├│vil y/o a internet.